Como consecuencia del Coronavirus, debemos actuar con corresponsabilidad y quedarnos en casa. Ello ha conllevado muchas y muy variadas consecuencias, pero una vez más, ha puesto a los productores locales del sector primario en un aprieto: cómo dar salida a sus productos frescos sin poner por ello en peligro a la ciudadanía.

Entre las medidas adoptadas por la administración local, se ha suspendido el mercado que se celebraba semanalmente y hay infinidad de obstáculos para realizar la venta directa, principal fuente de ingresos de los productores locales. Pero en Leitzaldea hemos encontrado la receta para superar dichos inconvenientes: repartir a domicilio, por encargo y semanalmente, los alimentos de los baserritarras de Leitza y Areso.

La iniciativa ha surgido de la colaboración entre varios baserritarras de la zona, el Grupo de Consumo LeitzEko, la Red de Ayuda Ciudadana recientemente constituida para esta situación de confinamiento y el propio Ayuntamiento de Leitza. 

Y se han encontrado con una dificultad añadida: la de necesitar establecer un estricto protocolo de compraventa que garantizara la seguridad de todos, a lo largo de todo un proceso que deberá hacer llegar las alubias, hortalizas, quesos, huevos, carnes y demás productos de inmejorable calidad y frescura, directamente desde los caseríos, a los hogares.

El procedimiento acordado, es el que se puede ver en la imagen.

Primero, cada usuario debe seleccionar los productos que le interesen de la lista de productores locales y su oferta de alimentos. Dicha carta ha sido difundida por múltiples canales y está a disposición de todos en las redes sociales de cada uno de los impulsores de la iniciativa.

Después, hay que realizar el pedido en el teléfono 617 38 59 33, tanto llamando como mediante mensaje, de lunes a miércoles y dentro del horario de 09:00 a 18:00 horas.

Y por último, los viernes se llevan a cabo los repartos a domicilio gracias a la labor de voluntarios y siguiendo estrictas medidas de higiene.

Dado que el dinero podría facilitar la propagación del virus, el Grupo de Consumo de LeitzEko y el Ayuntamiento de Leitza han firmado un convenio. En base a él, el Ayuntamiento adelanta el coste de los pedidos que se van registrando, por lo que los baserritarras cobran cada semana por sus ventas.

En cambio, los compradores no tienen que pagar hasta que finalice esta situación y será entonces cuando abonarán el coste de sus pedidos al Grupo de Consumo de LeitzEko, y éste, a su vez, lo hará al Ayuntamiento. 

De este modo, se consigue evitar todo contacto con el dinero durante el proceso y los pagos se realizan de forma segura.

En consecuencia, ¡no tenemos ninguna excusa para no continuar apoyando al primer sector y disfrutando de alimentos de primera calidad! Como bien indica el propio nombre de la inciativa: “Baserritik etxera!”  o “Del caserio a casa!”

Por último, aprovechamos la ocasión para hacer un llamamiento a consumir en los comercios y servicios del municipio que siguen abiertos para dar respuesta a nuestras necesidades básicas, ya que como siempre, queremos mantener nuestro pueblo vivo.

 

#denokegitenduguleitza #EtxeanGelditu #HerritarrenLaguntzaSarea

#todoshacemosleitza #QuedateEnCasa #RedDeAyudaCiudadana